Dirección
Carlos Quintáns

Diseño web
estudiocaravana con bootstrap y wordpress

atlas@gmail.com

Si encuentras algún error o si quieres colaborar con atlas, escríbenos a carlosquintans@gmail.com.

Construcciones

Secado de bayas

drying-berriesjpg-588a489014798da4

La comida tradicional de los nativos americanos se basaba en los recursos naturales de la zona y no en su cultivo, ya que en su mayoría las tribus eran de carácter nómada. Los alimentos y su carácter estacional les llevaban a desarrollar diversas estrategias de conservación de los mismos. Por ello secaban el salmón, la carne, el arroz y las frutas. Las bayas, eran un elemento base en la dieta india que, en el norte, se componía fundamentalmente de carne de búfalo, salmón, maíz, cacahuete, bayas y arroz salvaje. Las bayas se utilizaban como condimento y como mezcla en muchos platos que incluían carne, éstas tienen vitaminas y aportan mucha energía.

Para conservarlas tras su recolección, los nativos, las secaban. El proceso era sencillo: las bayas se lavaban quitándoles las hojas, pajas o tierra, luego se las rociaba con zumo de limón si había (para que no se pusieran de color marrón), y se colocaban sobre unas esterillas de madera o pieles.

Normalmente se dejaban secar al sol, pero en muchas ocasiones, si el clima resultaba húmedo o nublado, se hacía una zanja y fuego bajo ellas o en un lateral, de manera que con la temperatura y el calor se secaban. Este proceso de secado requería que las bayas se removieran de manera periódica para evitar acumulaciones de humedad y garantizar un buen secado. Dependiendo del tipo de baya o fruta este proceso de secado llevaría de dos a seis días. Luego las recogerían y almacenarían en vasijas de barro.

Compartir artículo en