Dirección
Carlos Quintáns

Diseño web
estudiocaravana con bootstrap y wordpress

atlas@gmail.com

Si encuentras algún error o si quieres colaborar con atlas, escríbenos a carlosquintans@gmail.com.

Construcciones

Muros en Rajastán.

07
08
03

Muros de cierre en Dungarpur- Rajastán.

Para un gallego, que suele sentir a Galicia como el país de la piedra…”ese esplendor de la piedra gris” que escribió Peter Handke, visitar India es una cura de humildad. Si hubiese un “país de la piedra” ese sería, sin lugar a dudas, India. Tenemos que admitirlo con la boca abierta de admiración y alegría cuando visitamos el Red Fort en Agra o Fatehpur Sikri, por solo citar dos ejemplos.

Camino desde Udaipur en dirección a Ahmedabad nos desviamos para visitar las ruinas del palacio  de Juna Mahal en Dugarpur, al sur del Rajastan. Me sorprendió ver, en los campos que rodean el lugar, estos cierres entre fincas que ahora enseño. Estaba sorprendido, con esa sorpresa que manifiestan los ignorantes al encontrar lo propio, eso que consideramos que solo nosotros hacemos, que nos es característico, en otros lugares. Y tan lejos, en un país con una cultura tan diferente de la nuestra. Para definir esta diferencia, siempre  me gusta recordar las palabras de P.Deussen, que en 1887 jugó con la conjetura de que de que los posibles habitantes de Marte mandaran a la tierra un proyectil con la historia y exposición de su filosofía y consideró el interés que despertarían esas doctrinas sin duda tan diferentes a las nuestras. Observó después que la filosofía del Indostaní, revelada en los siglos XVIII y XIX, era para nosotros no menos extraña y preciosa que la de otro planeta.

 

 

Ver “chantas” en pleno Rajastán, a miles de kilómetros de Galicia,(por las tierras de Lugo así se llaman los cierres hechos con potentes lajas de pizarra hincadas directamente en el terreno para delimitar las “leiras”,las propiedades de labor, los pastos,las fincas…) me trajo ecos de los lugares maternos próximos a Chantada que recorrí en mi infancia. Allí estaban. No puedo más que parar a fotografiarlos con una sonrisa entre morriñosa y humilde. En todas partes cuecen habas. El material impone su lenguaje. Solo hay que estar atento a escucharlo, a seguirlo. Es el lenguaje de la construcción el que habla, el que proyecta, el que inevitablemente, construye.

Carlos Pita. Texto  e imágenes

Compartir artículo en