Dirección
Carlos Quintáns

Diseño web
estudiocaravana con bootstrap y wordpress

atlas@gmail.com

Si encuentras algún error o si quieres colaborar con atlas, escríbenos a carlosquintans@gmail.com.

Construcciones

Hornos de Cottonwood, California

por Colorpicture Publishers

por Colorpicture Publishers

Los hornos de carbón de Olancha en California son restos de la actividad minera en la década de 1870 en Cerro Gordo. En 1873 el Coronel Sherman Stevens, construyó una pequeña carpintería y un horno en Cottonwood Creek. La madera se utilizaba para realizar las entibaciones de la mina, así como las casetas que la rodeaban. La madera sobrante de la carpintería se convertía en carbón en los hornos y llevada en barco (el Mollie Stevens o el Bessie Brady, ambos de vapor) sobre el lago Owens y luego se subían con vagonetas por el “Yellow Grade” hasta el pico Cerro Gordo donde se encontraba la mina. El carbón se utilizaba en las máquinas de fundición.

El auge de la mina fue tal que se llegó a construir un pequeño poblado que todavía hooy existe entorno a la ruta que conectaba la mina con la ciudad de Los Ángeles.

Los hornos, se construyeron en ladrillo, dentro de la tipología californiana para los hornos de carbón como puede verse en los de Wildrose en el Valle de la Muerte. Se trata de una construcción campaniforme o en nido de abeja, realizada con mampostería. Los hornos que hoy en día se conservan se han realizado con piedra (normalmente caliza), sin embargo al realizarse los de Olancha en ladrillo, la erosión y la climatología han hecho que se degradaran hasta el punto de arruinarse tras el cese de su uso. La permanencia de los arcos de puertas y huecos, permite plantear que se prestaba especial atención a estos detalles constructivos, ya que eran puntos débiles de la construcción.

 

 

Compartir artículo en