Dirección
Carlos Quintáns

Diseño web
estudiocaravana con bootstrap y wordpress

atlas@gmail.com

Si encuentras algún error o si quieres colaborar con atlas, escríbenos a carlosquintans@gmail.com.

Construcciones

Hornos de Canyon Creek

The Greater Southwester

The Greater Southwester

The Greater Southwester

La fundición de Glendale se desarrolló como una gran industria con consumo de carbón muy elevado. El coke, se traía desde Pennsylvania y se sumplementaba su suministro, con el carbón, que se hacía en los hornos de Canyon Creek.  Se habían construido hasta 38 kilns (hornos) para producir las toneladas de carbón que las fundiciones consumían al año.

Los hornos se construyeron en 1876, la construcción se realizó con piedra de la zona, y la madera se trasportaba hasta allí. Más tarde estos hornos se desmontaron y las estructuras que los reemplazaron estaban construidas de ladrillo, un material de mayor resiliencia, que soportaba a la perfección las dilataciones y contracciones constantes debidas a los ciclos de calentamiento y al enfriamiento. Los nuevos hornos se construyeron, a partir de 1882, mucho más cerca de la producción de madera, para reducir la distancia de transporte de la pesada mercancía.

La producción del carbón era un proceso muy intenso. Tras cortar los árboles en piezas pequeñas, se llevaban al lugar donde se habían construido los hornos. Estas piezas se colocaban de forma precisa dentro del horno. Las aberturas de ventilación se sellaban y las puertas se sellaban con mortero. La masa de madera comenzaba a calicinarse. Durante cuatro días el humo era blanco, indicando que se evaporaba la humedad, luego se volvía amarillo y pasaba al color azul, entonces se abrían las ventilaciones superiores y la parte inferior doce horas después. Cuando la combustión se había realizado al completo, se volvían a sellar los huecos. Dos días después se abría la puerta superior y se vertía agua, la puerta se cerraba de nuevo. Cuando las puertas de metal se enfriaban lo suficiente como para tocarlas, el producto final se sacaba y se llevaba en vagonetas hasta la fundición.

Compartir artículo en