Dirección
Carlos Quintáns

Diseño web
estudiocaravana con bootstrap y wordpress

atlas@gmail.com

Si encuentras algún error o si quieres colaborar con atlas, escríbenos a carlosquintans@gmail.com.

Bayn al Qasrayn, madrasa del sultán al-Nasir Muhammad y madrasa del sultán Barquq

mezquita 2 02
por Original Nomad

por Original Nomad

por John Kannenberg

por John Kannenberg

por Mark Giedion

por Mark Giedion

por oceandesetoiles

por oceandesetoiles

por Taromeet

por Taromeet

En el complejo funerario de Bayn al-Qasrayn, entorno a la calle Al-Mu´izz, se encuentran varias piezas arquitectónicas construidas en el siglo XIII: Madrasa del sultán Qalawun, tumba del sultán Qalawun, madrasa del sultán al-Nasir Muhammad y la madrasa del sultán Barquq.

La madrasa del sultán al-Nasir Muhammad ibn Qalawun, adyacente al mausoleo, se construyó entre los mandatos de sultán al-´Adil Katbugha y sultán al-Nasir Muhammad entre 1295 y 1299. Su acceso es una pieza de mármol de estilo gótico colocada y exhibida como trofeo de guerra perteneciente a los cruzados en Palestina. El arco fue llevado a El Cairo, que conquistó Acre en 1291. Los interiores de la madrasa y del mausoleo están ricamente decorados con revestimiento de mármol, grabados, pinturas, madera y estuco. En el exterior se dispone un minarete, de los pocos en El Cairo decorados con estuco. En general la decoración exterior del minarete incorpora elementos de tipo Fatimida y Ayyubida, así como elementos florales.

La madrasa sirve a cuatro de las escuelas Sunnies de jurisprudencia, tan sólo tres escuelas lo hacen en El Cairo. La madrasa tiene tres iwan (lugares de estudio y oración), los dos laterales más estrechos Hanafi y Hanbali y el central más grande Maliki, frente al patio se dispone un cuarto de tipo Shafi´i. Siguiendo la tipología de la madrasa incorpora celdas para los estudiantes en el perímetro del patio, que en este caso se rematan con bóveda continua. La decoración de la madrasa se realiza con estuco, todo el interior incluso la bóveda del mihrab y la qibla del iwan.

Adyacente a la madrasa del sultán al-Nasir Muhammad se encuentra la madrasa Khanqah del sultán al-Zahir Barquq en Nahhasin en la misma calle al-Mu´izz. El arquitecto Shihab al Din Ahmad ibn Muhammad al Tuluni, construyó este edificio entre 1384 y 1386. El fundador de la madrasa fue el sultán Barquq, originario de Circa y militar bajo dominio turco de Bahri Mamluk. Las tropas de Circa, componían la facción dorada de Tartar, una facción militar de esclavos que fueron llevados a Egipto en el siglo XIII. Liberados los esclavos mamluk (mamelucos) en 1363, Barquq se convirtió en sultán tras ascender poco a poco militarmente. La construcciones de Barquq marcarían el antes y el después en la decoración arquitectónica del El Cairo, siendo especialmente relevante el cambio entre 1400 y 1450. Su conjunto incluía además de la madrasa una mezquita de Viernes y un mausoleo, que es también un khanqah para los sufíes. La madrasa de al-Nasir Muhammad era grande y llegaba a albergar a 125 estudiantes de teología y sesenta sufíes que vivían en las celdas y cuartos de profesores, disponiendo incluso de establos para sus caballos.

La madrasa tiene planta cruciforme, como es habitual, y su acceso se produce por un largo pasillo cubierto con una bóveda. Este pasillo presenta una zona de descanso en su parte media, probablemente en la que se incluía alguna fuente, de la que sólo se conservan las puertas de madera que la separan del pasillo. Dentro de la madrasa, en el patio central aparece la fuente, que se utilizaba para realizar las abluciones, se trata de un espacio cerrado por una cúpula de madera similar a la de la mezquita del sultán Hasan. Tras el patio se encuentra el propio santuario, tripartito, decorado con mármoles y columnas de granito. El muro de la qibla es el más ornamentado, incluye unas lámparas que dada su calidad artística han sido sustituidas por réplica, y las originales se encuentran en el museo de arte islámico de El Cairo.

Exteriormente la fachada está revestida con estalactitas, y las ventanas superiores incorporan arcos apuntados revestidos con contraventanas de madera ricamente decoradas, la puerta de acceso es de bronce con grecas de estrellas en plata (motivo típico) sobre ella. En el centro de la estrella mayor se dibuja una ciruela (traducción literal de Barquq en dialecto egipcio). La entrada se decora con mármol blanco similar al vestíbulo de entrada del sultán Hasan. Esta decoración es típica del estilo Mamluk (mameluco). La cúpula de la madrasa no es original, sino que se trata de una estructura de ladrillo construida para sustituir a una cúpula anterior de escayola y madera, destruida en el siglo XIX. Aunque la superficie de la cúpula es plana, en su base se genera una decoración de estalactitas, similar a la del mausoleo de Sarghitmish.

Los estudiantes vivían en las celdas que se encontraban en los pasillos interiores, ya que no había espacio para ello en las fachadas del patio, como resultaba habitual. Técnicamente esta madrasa, es una madrasa-khanqah, lo cual significa que sus viviendas se conciben como rabs o más específicamente bayt (unidad habitacional para una persona), de forma que el waqf (presupuesto de mantenimiento de la madrasa) se obtenía de las viviendas. Esto significa que además de estudiantes, esta madrasa pudo incluir en algún momento otro tipo de huéspedes.

El último elemento que compone la volumetría exterior del conjunto es el minarete octogonal, que destaca por su decoración con mármol blanco intercalado, así como por sus galerías y su remate acebollado en cobre.

Al norte de la madrasa se encuentra el mausoleo del sultán Barquq, fundador de la dinastía Burji o Mamluk circassiana. El mausoleo fue construido entre 1384 y 1386 por el arquitecto Sihab al Din Ahmad ibn Muhammad al Tuluni. Barquq quería legitimar su reinado asociando su dinastía a la anterior, de forma que debía defender el Islam Sunni y proseguir la guerra santa con los cruzados y los mongoles. Se casó con Bagdad Khatun, viuda del sultán Sha´ban (descendiente del sultán Qalawun) y ordenó la construcción de un mausoleo para su familia. Por ello eligió la calle al-Mu´izz para tal obra. El mausoleo dota de continuidad a la fachada de la calle y es el remate estético de la alineación, esto se consigue con el énfasis decorativo de mármoles y la composición de arcos, bóvedas y minaretes. Los arcos de acceso de las cuatro madrasas comparten una característica común, y es la incorporación de voussoirs, en su parte superior, elemento que también se encuentra en el Kilómetro de Roda.

Link Web sobre la calle Al-MU´izz

Link Proyecto de restauración para la calle al-Mu´izz

Compartir artículo en